Compartir

jueves, 21 de enero de 2010

Microterrorismo misógino.



Micromachismos encubiertos o indirectos.

¿Vives a las mujeres como tus semejantes?

Durante psicoterapia escucho constantemente como hombres y mujeres no son conscientes que una relación se basa en el goce y el crecimiento. Las relaciones que están al servicio del poder son codependencia.

Actualmente las luchas de poder al interior de la pareja, en la gran mayoría, es sutil. Esta consideración surge al respecto de BW un hombre joven, inteligente, atractivo y con trayectoria profesional en ascenso que manifestaba una incomodidad cuando su pareja le comentaba al respecto de sus logros profesionales. Tras el análisis se da cuenta que este sentimiento es envidia y que esto lo lleva a establecer luchas de poder al interior de sus relaciones lo que naufraga en pérdida de interés, alejamiento y soledad. Esto lo imposibilita a
cumplir su legitimo deseo "compartir mi vida...". Considerando que compartir se deriva del lat: com: con y par, paris: igual, par, semejante y que de la misma raíz se deriva la palabra "pareja" le hago esta pregunta: ¿Vives a las mujeres como tus semejantes?....

La respuesta a la envidia vinculada a la pregunta nos aproxima a un subtipo de micromachismo, el micromachismo encubierto concepto que agrupa todas aquellas conductas en las que el hombre oculta su objetivo de dominio. Algunas de estas maniobras son tan sutiles que pasan especialmente desapercibidas, y por ello pueden llegar a ser más efectivas.

Este tipo de actuaciones impiden el pensamiento y la acción eficaz de la mujer, llevándola en la dirección elegida por el hombre y aprovechando su dependencia afectiva y su pensamiento “confiado”, provocando en sentimientos de devaluación, confusión, culpa y dudas que favorecen el descenso de la autoestima y la autoconfianza.

Las estrategias que más he identificado en psicoterapia son:
  • Creación de falta de intimidad e inclusión invasiva de terceros (p.ej. poner a los niños a ver la TV en medio de la cama de la pareja, invitar a los eventos de pareja a familiares y amigos, comidas familiares de fin de semana, saturar la agenda de vida social, tener a la suegra, cuñados y/o sobrinos atravesados más de 2 días por mes en casa de la pareja, etc.).
  • Silencio ("te dejo de hablar y me hago el digno") ó seudocomunicación (la temática entre la pareja se reduce a -¿como te fue?- Bien y ¿a ti? - también bien- (silencio).
  • Aislamiento ("¡ni me hablen! por que no es quien me la hizo sino quien me la va a pagar") y mal humor manipulativo (“¡mejor ni le digo por que se enoja y me va a regañar!”).
  • Puesta de límites (lo tuyo es mío y lo mío es mío, control del dinero, adoptar el rol del proveedor “yo trabajo”, temas de los que no se tocan, etc).
  • Comunicación defensiva u ofensiva.
  • Engaños, omisión y mentiras.
  • Seudonegociación ó chantaje.
  • Desautorización, descalificación y devaluación (frente a otros p.ej. “no le hagas caso” ó “tú no sabes” ò la intromisión a mitad del argumento).
  • Paternalismo.
  • Dobles mensajes agresivos ó afectivos.
  • Abuso de confianza.
  • Inocentizaciones, autoindulgencia y autojustificación. ("!pero sí fue una bromita¡... no aguantas nada" ó no lo hice con intención ) "el chinga quedito".
  • Hacerse el tonto (y "el buenito ó santito").
  • Hacerse güey.
  • Impericia (yo no sé cambiarle los pañales al niño) y olvidos selectivos.
  • Comparación ventajosa (!yo soy y tú no¡ !yo hago y tú no¡) Minimizar los errores propios.
  • “Echar el balón fuera" durante una discusión, "echarle la bolita a otro” ó "echar bomba de humo".
Si reconoces el ejercicio de 5 ó mas de estas estrategias eres el “new age” de “mexican macho” ó si lo sufres de eres codependiente. Lo que te puedo adelantar es que la mejor pareja de un sádico es otro sádico.

Agradezco sus comentarios y con gusto seguiré contestando sus dudas.

Dr Félix Aranday



La Ilustración pertenece a la colección de http://lelarve.blogspot.com/
"Bug boy" Giclée
Técnica: Mixta Tamaño: 90x70 cm
COSTO: $6500 m.n. más gastos de envío

2 comentarios :

Dr JJ Estrada dijo...

Interesante e ilustrativo su blog. Sobrio y muy útil para nuestra sociedad, que parece más preocupada en la apariencia y la salud física, que tambíen es muy importante, pero han dejado de lado la salud mental...

Esa eterna incógnita.

Dra. Olgamaría Acuña dijo...

Mil mil gracias por ponerle nombre y apellido a lo que está sucediendo muy sutilmente o enmascarado en otras cosas incluso en ambientes laborales y familiares también. Hablando de parejas incluso he observado que no solo es si la mujer está por encima de ellos profesionalmente hablando, con tan solo un poco que ellas brillen o logren algo en el hogar con los hijos (amas de casa), es motivo de indiferencia afectiva, sexual, etc.
Excelente tu blog Doctor, solo creo desafortunadamente que no estamos preparados como sociedad para digerir la información que nos comentas en este post.
Gracias por compartir!